Seguridad en el almacenamiento de productos químicos

Almacenamiento de productos químicos

Almacenar productos químicos conlleva riesgos para las personas y los bienes, especialmente si no se cumplen unas mínimas medidas de seguridad.

En España, el almacenamiento de productos químicos está regulado por el Real Decreto 656/2017.

Si quieres saber si tu almacenamiento cumple con la normativa de aplicación, en este post te ofrecemos la información que necesitas conocer.

¿Qué son los productos químicos?

Los productos químicos son sustancias y mezclas compuestas por elementos químicos, que se emplean en multitud de ámbitos de la vida cotidiana. Los podemos encontrar en forma de detergentes, ambientadores, pinturas, barnices, insecticidas, etc.

¿Todos los productos químicos son peligrosos?

No. Solo algunos productos químicos se clasifican como peligrosos, puesto que cumplen criterios de peligros físicos, para la salud humana y/o para el medio ambiente.

Para identificar a los productos químicos peligrosos se emplean unas etiquetas normalizadas, que nos indican los tipos de peligros con los que están clasificados. Estas deben ir colocadas de forma visible sobre su envase. Son las siguientes:

Etiquetas de peligro CLP

Además, los proveedores de los productos químicos peligrosos deben enviar junto con estos su ficha de datos de seguridad. Este documento facilita información sobre los riesgos que presenta el producto, consejos de prudencia para su manipulación, cómo actuar en caso de accidente, qué equipos de protección individual son recomendables, etc.

Si en mi establecimiento tengo productos químicos peligrosos, ¿qué debo hacer?

Si has detectado que en tu empresa se almacenan y se manipulan este tipo de productos, lo recomendable es contactar con una consultoría especializada, como SPIRIT INGENIERÍA, que analice la aplicación de la normativa a tu negocio y determine cómo se debe proceder.

El Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos (RAPQ) indica, para cada peligrosidad con la que puede estar clasificado un producto, la cantidad a partir de la cual este es de obligado cumplimiento.

Si se determina que resulta aplicable esta reglamentación, el almacenamiento debe ser puesto en servicio ante la Delegación de Industria correspondiente o, como se suele decir, legalizarse.

¿En qué consiste el proceso de legalización de un almacenamiento de productos químicos?

El RAPQ establece dos vías de actuación en función de la cantidad almacenada de productos:

Si se almacenan productos químicos peligrosos en una cantidad suficiente como para que resulte de aplicación el Reglamento, pero que no llegue a considerarse de elevado riesgo, el procedimiento para legalizarlo sería el siguiente:

    • El titular del almacenamiento debe adecuar sus instalaciones, de modo que se cumplan todas las medidas de seguridad que le sean de aplicación, según el RAPQ.
    • El titular tiene que elaborar una Memoria que describa su almacenamiento y las medidas de seguridad implantadas, quedando justificado el cumplimiento del Reglamento.
    • Un Organismo de Control Habilitado debe inspeccionar la instalación y emitir un certificado de cumplimiento reglamentario.
    • Toda la documentación generada se tiene que tramitar ante el órgano administrativo competente de cada comunidad autónoma, para el registro de la instalación.

Si el almacenamiento supera las cantidades de productos a partir de las cuales se considera de mayor riesgo, el procedimiento de legalización consistirá en:

      • Un técnico competente realizará y firmará un Proyecto en el que describa la instalación y todas las medidas de seguridad que le resultan de aplicación. Este técnico informará al titular de las adecuaciones que debe realizar en sus instalaciones y llevará a cabo la dirección técnica correspondiente.
      • Una vez finalizadas todas las actuaciones, el técnico competente emitirá un Certificado Final de Obra.
      • Esta documentación se tramitará en el órgano competente de cada comunidad autónoma, para el registro de la instalación.

¿Qué responsabilidades tengo una vez legalizado mi almacenamiento de productos químicos?

Tras comunicar la instalación de almacenamiento de productos químicos peligrosos al órgano administrativo competente en la materia, el titular es el responsable de:

  1. Mantener el almacenamiento en las condiciones iniciales de su puesta en servicio.
  2. Realizar una revisión anual para comprobar que se siguen cumpliendo todas las prescripciones de seguridad pertinentes y que no se han modificado las condiciones del almacenamiento.
  3. Contratar a un Organismo de Control Habilitado para que realice una inspección cada cinco años.

¿Qué pasa si no legalizo mi instalación de almacenamiento de productos químicos si estoy obligado a ello?

Las infracciones relativas a la legalización de este tipo de instalaciones vienen definidas en la Ley 21/1992, de Industria, como muy graves, graves y leves.

En función del tipo de infracción, las sanciones económicas pueden superar los 6.000.000 € y también puede determinarse la necesidad de precintar la instalación e, incluso, el establecimiento.

Además, cabe destacar la magnitud que puede alcanzar un accidente relacionado con el almacenamiento o la manipulación de productos químicos, así como los daños personales y materiales que puede ocasionar.

Almacenamiento de productos químicos

Si quieres garantizar la seguridad en tu establecimiento, ponemos a tu disposición nuestra especialización y experiencia en el almacenamiento de productos químicos, como técnicos competentes en la redacción e implantación de proyectos y la consultoría de seguridad. No dudes en contactarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.