Certificar ISO 9001

La norma ISO 9001 es un referente internacional que establece los requisitos para implementar un sistema de gestión de calidad.

Es utilizada en más de 178 países, debido a que facilita una serie de directrices en cuanto a la gestión de servicios y gestión de calidad para las empresas.

¿Qué es la normativa ISO 9001?

Aunque las primeras versiones de la ISO 9001 se utilizaban para implementar mejoras en la gestión de grandes empresas del sector industrial, actualmente no importa el tamaño de la empresa, ya que las condiciones de la norma pueden aplicarse a cualquier tipo de organización.

Su implementación se basa en ocho principios de la gestión de calidad:

  • Enfocado al cliente: el objetivo de la norma es establecer un sistema de gestión de calidad que permita ofrecer un producto de mayor calidad al cliente.
  • Liderazgo: uno de los requisitos de la ISO 9001 es que los cargos de responsabilidad de la empresa se esfuercen por fomentar un clima saludable de trabajo.
  • Participación del personal: este clima óptimo incluye involucrar al resto de empleados en la empresa.
  • Enfoque por procesos:el análisis de los procesos y de los resultados obtenidos permite registrar si los objetivos se están cumpliendo y saber qué mejoras deben realizarse.
  • Enfoque de sistema para la gestión se trata de conocer los distintos procesos para lograr el objetivo final de satisfacer al cliente.
  • Relaciones mutuamente beneficiosas con los proveedores: una de las claves del sistema de gestión es la implementación de sistemas de control del producto para el trato con distribuidores y proveedores.
  • Mejora continua: la ISO 9001 hace mención a la mejora continua como forma de mejorar el rendimiento de la empresa y reaccionar ante imprevistos o cambios.
  • Enfoque objetivo basado en hechos para la toma de decisiones: se trata de tomar decisiones en función de la información obtenida a través del análisis gestionado con una metodología adecuada.

Se trata de una norma que no es obligatoria, por lo que su implantación indica un compromiso por parte de la empresa por mejorar su funcionamiento. 

Beneficios de la ISO 9001

Muchas empresas deciden implantar la ISO 9001 debido a los beneficios empresariales que aporta. Más allá de la inversión inicial, su implantación trae consigo una mejora en la gestión de los procesos empresariales, lo que no sólo tiene un efecto positivo dentro de la empresa, porque repercute inevitablemente en una mejor atención a los clientes y reputación.

La norma ISO 9001 no tiene una respuesta específica para cada empresa. Es decir, no le dirá a tu empresa cuál es la mejor forma de dirigirla. No obstante, a través de los puntos que la conforman, indica qué métodos son los correctos para asegurar una mejor eficiencia de los procesos. De esta forma, la ISO 9001 puede aportar los siguientes beneficios:

  • Mejora de los procesos de la empresa: al mejorar la gestión de los productos y los servicios, es más fácil seguir y solucionar los posibles problemas.
  • Mejora de la satisfacción del cliente: los clientes verán un trabajo más eficiente, lo que se traduce en mejor impresión sobre la empresa.
  • Mejora en las condiciones de los trabajadores, con el consecuente incremento de confianza hacia la empresa, compromiso y motivación.
  • Acceso a mejores contratos: ciertas licitaciones y concursos públicos o privados exigen a las empresas que se presentan a concurso contar con esta certificación.
  • Reducción de costes: la mejora de la gestión y de los procesos internos de la empresa, facilita el ahorro de la empresa.

Cómo conseguir la certificación ISO 9001

Una vez implantada la norma, es posible obtener su certificación. Es necesario superar una auditoría que consiste en dos fases. Una vez superada esta auditoría, deben completarse con éxito revisiones anuales para poder mantener el certificado.

Para lograr la certificación es necesario analizar los riesgos a los que la empresa está expuesta y establecer los recursos para cumplir con las exigencias de la norma.

Por tanto, antes de la auditoría, la empresa debe:

  1. Determinar las obligaciones legales en vigor respecto a la calidad.
  2. Conocer las necesidades de mejora dentro de la empresa.
  3. Implementar el sistema de gestión de calidad ISO 9001.
  4. Preparar la documentación de los procesos requeridos por la norma.
  5. Implementar un sistema de formación del personal para que conozcan los pormenores de la norma y las responsabilidades en el sistema de gestión de calidad.
  6. Cumplir con auditorías internas.
  7. Verificar el funcionamiento del sistema de gestión de calidad y establecer un proceso de mejora continua.

¿Cuál es el precio de implementar la ISO 9001?

El precio de una certificación ISO 9001 dependerá del tamaño de la empresa y la duración de la auditoría, que vendrá determinada por la cantidad de requisitos a mejorar.

¿Quieres certificar tu empresa? Contacta con nosotros y pide tu propuesta personalizada

También podemos ayudarte con…