Asesoría prevención de riesgos laborales

El asesoramiento en materia de prevención de riesgos laborales, tiene como objetivo guiar a la empresa en el cumplimiento de las obligaciones legales, así como ayudarle a la reducción de los accidentes y las enfermedades de trabajo.

¿Qué es la prevención de riesgos laborales?

La Prevención de Riesgos Laborales es un derecho de los trabajadores, estipulado por la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales.

Según la Ley, estos derechos son:

  • Conocer los riesgos a los que pueden estar expuestos y conocer las medidas preventivas puestas en práctica para evitar potenciales peligros en el lugar de trabajo.
  • Ser informado por el titular del centro de trabajo de los riesgos de dicho centro que le puedan afectar, cuáles son las medidas de prevención correspondientes a aplicar y de cómo se debe actuar en caso de emergencia.
  • Interrumpir su actividad y abandonar el lugar de trabajo cuando considere que existe un riesgo grave e inminente para su salud o integridad física.

¿Qué empresas están obligadas a realizar la prevención de riesgos laborales?

La PRL establece la obligatoriedad de la prevención para todas las empresas. En caso de los autónomos, podemos distinguir tres casos:

  • Los autónomos sin trabajadores a su cargo no están obligados a contar con un plan de prevención de riesgos laborales.
  • Los autónomos, sin trabajadores, afectados por la normativa sobre Coordinación de Actividades Empresariales, deben facilitar información a las empresas con las que colabora sobre los riesgos que puede implicar su actividad profesional.
  • Los autónomos con trabajadores a su cargo, están obligados.

Al igual que derechos, la Ley establece las siguientes obligaciones para los responsables de las empresas:

  • Informar a las empresas y autónomos con los que mantiene una relación profesional, de los riesgos específicos que entraña su actividad.
  • Considerar la información acerca de los riesgos, indicada por el resto de partes concurrentes en el centro de trabajo.
  • Cumplir las instrucciones del titular del centro de trabajo o del empresario principal.
  • Informar al organismo público pertinente de los accidentes de trabajo que ocurran en el propio centro de trabajo.
  • Informar de cualquier situación de emergencia que pueda afectar a la seguridad y salud de las personas presentes en el centro de trabajo habitual de la empresa.

¿Quién debe hacer la prevención de riesgos laborales?

En función de la tipología y características de la empresa, la tarea de encargarse de la PRL puede recaer sobre diferentes personalidades:

  • El empresario: podrá desarrollar las actividades de prevención excepto las relacionadas con la vigilancia de la salud de los trabajadores cuando concurran las circunstancias indicadas en el artículo 11 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero y el 30.5 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. 
  • El trabajador designado: es una persona nombrada por los responsables de la empresa para encargarse del desarrollo del plan preventivo.
  • El servicio de prevención propio/mancomunado: se trata de un departamento propio de la empresa que se encarga de las tareas de prevención de riesgos.
  • O el servicio de prevención ajeno: las empresas puede contratar los servicios de empresas externas para encargarse de la elaboración de las tareas de prevención, siempre y cuando la empresa no tenga la obligación de constituir un servicio de prevención propio.

¿Qué es la asesoría en prevención de riesgos laborales?

La asesoría legal en prevención de riesgos laborales, consiste en coordinar, gestionar y guiar a la empresa para cumplir con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Este trabajo se lleva a cabo en cooperación con las personas encargadas o responsables de la empresa.

Para ello,

  • Evaluamos los riesgos que puedan poner en peligro a los trabajadores o el lugar de trabajo
  • Elaboramos la documentación
  • Informamos y adoptamos las medidas necesarias para hacer frente a posibles situaciones de emergencia
  • Información y formación de los trabajadores
  • Mantenimiento y actualización

¿Qué pasa si no cumplo con la prevención de riesgos laborales?

El no cumplimiento de la normativa de prevención puede considerarse desde una responsabilidad administrativa hasta un delito.

Las infracciones suelen descubrirse tras una inspección laboral. En este caso, las multas, según los artículos 11, 12 y 13 del Real Decreto Legislativo 5/2000, pueden ser leves, por valor de entre 40 y 2045 euros; graves, por valor de entre 2045 y 40985 euros; y muy graves, por valor de entre 40986 y 819780 euros.

Interlocución con servicio de prevención ajeno

Cuando una empresa decide contratar un servicio de prevención ajeno para que se encargue de la implantación y gestión de la PRL, también debe designar uno o varios empleados que actúen como interlocutores con este servicio.

¿Qué hace el interlocutor con el servicio de prevención ajeno?

La función de esta figura es la de atender al técnico de Prevención de Riesgos Laborales en todo momento. Su papel es esencial para la integración y adecuado funcionamiento de la prevención de riesgos laborales en la empresa, ya que tendrá participación en la comunicación, evaluación e investigación de accidentes o situaciones de riesgo.

¿Quién puede ser interlocutor?

La figura del interlocutor no está definida legalmente, por lo que no existen criterios acerca de quién debe ocupar este cargo.

En principio, podría hacerlo cualquier persona, incluso ajena a la empresa, pero sería recomendable que esta fuese alguien con conocimientos de prevención de riesgos laborales.

El interlocutor puede compaginar sus funciones en la empresa con esta tarea, siempre y cuando se lo permitan sus capacidades y disponibilidad.

Funciones del interlocutor

Aunque la figura del interlocutor no está definida legalmente ni tiene funciones establecidas, entre las tareas más destacadas del interlocutor, se encuentran las siguientes:

  • Transmitir a la dirección de la empresa la documentación del Servicio de Prevención Ajeno
  • Comunicar al SPA las directrices que la empresa considere necesarias
  • Colaborar en la elaboración de la planificación e implantación de actividades preventivas
  • Colaborar en el seguimiento de las medidas de prevención
  • Organizar el archivo de la documentación sobre prevención
  • Elaborar y mantener actualizado el registro de accidentes e incidentes

¿Quieres que te asesoremos para aplicar la prevención de riesgos laborales en tu empresa? Contacta con nosotros y pide tu propuesta personalizada

También podemos ayudarte con…