Certificación ISO 45001

En tu empresa, sea cual sea su tamaño, la seguridad debe ser lo primero. Cuando esto está garantizado, la confianza de los empleados aumenta, lo que repercute en una mayor productividad y en mejores resultados globales.

Las buenas prácticas en seguridad y salud laboral influyen, además, en la reputación y el conocimiento de la marca.

¿Qué es la normativa ISO 45001?

La norma internacional ISO 45001 se ha convertido en uno de los estándares más utilizados del mundo, ya que está diseñada para orientar a las empresas acerca de la gestión de sistemas de seguridad y salud en el trabajo.

La finalidad de esta normativa es ayudar en la creación de un ambiente de trabajo seguro en organizaciones de cualquier tamaño, con el objetivo de reducir los elementos que pueden causar daños irreparables a los empleados o al negocio.

Actualmente, según la Organización Internacional de Trabajo (OIT), más de 2 millones de trabajadores mueren al año por accidente o enfermedad laboral. 

Mediante la norma ISO 45001, cualquier organización puede implementar y mantener un sistema para mejorar la seguridad y la salud de sus trabajadores, eliminar peligros y minimizar los riesgos.

Toda empresa que quiera certificarse en ISO 45001 debe:

  • Exponer la estructura de gestión y definir a quién corresponde la autoridad y la responsabilidad
  • Delimitar los objetivos de mejora
  • Contar con un programa de gestión y reducción de riesgos
  • Encontrar los fallos, evaluar el rendimiento y revisar la política de seguridad y salud laboral.

Para lograrlo, la norma ISO 45001 pone en valor todos los factores que pueden provocar enfermedades, lesiones o casos más graves.

Las mejoras de la ISO 45001

Con su entrada en vigor en el año 2018, la ISO 45001 pasó a sustituir la antigua norma internacional OHSAS 18001.

Además, como rasgo diferenciador frente a su predecesora, la norma ISO 45001 facilita la integración con otros sistemas de gestión, como la ISO 9001 y la ISO 14001.

La ISO 45001 no es una actualización de la OHSAS 18001, sino una norma nueva que considera tanto los riesgos como las oportunidades para mejorar la gestión de la salud y la seguridad en el entorno laboral.

Cómo implementar la norma ISO 45001

Si tu empresa cuenta con el certificado OHSAS 18001, deberá realizarse una actualización de esta para poder contar con la certificación ISO 45001. Hay que recordar que la OHSAS 18001 dejó de tener validez desde el 30 de septiembre de 2021. 

Si no es así, para poder contar con la norma 45001, la empresa debe determinar los procesos que ya se cumplen y exponer y modificar aquellos que están pendientes.

La realidad es que, aunque en la norma están indicados los requisitos para el acceso a la certificación, es conveniente contar con una empresa especialista, que seguramente ahorrará tiempo y dinero a la empresa si esta decidiese intentarlo por su cuenta.

Necesidades

Para conseguir la ISO 45001, según la cláusula 4 de la misma, la empresa ha de identificar, evaluar y comprender los factores internos y externos que pueden llegar a afectar en la seguridad y la salud de esta. Estos puntos se obtienen al poner en conocimiento las necesidades de los empleados, proveedores, comerciales, visitantes u otros. 

Planificación

Por otro lado, la empresa deberá identificar a aquellas personas dentro de la organización que van a actuar como representantes de los empleados y determinar las necesidades de capacitación de estas. Esto supone un cambio relevante respecto a la norma OHSAS 18001, ya que esta estimaba que la responsabilidad por la seguridad recaía sobre cada persona.

Dentro de lo que supone la planificación, la empresa ha de determinar unos objetivos, junto con los riesgos que pueden dificultar la consecución de los mismos. Estos objetivos deben tener como finalidad la prevención accidentes y el cumplimiento de la legalidad.

Evaluación y mejora continua

Mediante la implementación de controles operativos, la organización demuestra que la implantación de las mejoras es eficiente. No obstante, la empresa debe poner en marcha instrumentos de monitoreo para verificar que el sistema funciona.

Así mismo, la ISO 45001 requiere la ejecución de procesos para la mejora continua del sistema. Esto se consigue mediante auditorías cíclicas.

Beneficios de la certificación 45001

La implantación del certificado 45001 afecta a todos los actores implicados en una organización. A partir de ese momento, puesto que se trata de una norma sobre seguridad y salud en el trabajo, los beneficios van más allá de la confianza de los empleados por trabajar en un entorno seguro.

  • Reduce costes: la implementación de la ISO 45001 permite reducir las primas de seguro y los costes asociados a una interrupción del trabajo motivado por un incidente.
  • Mejora de la seguridad: al tratarse de una norma ampliamente acogida por la comunidad empresarial internacional, aporta seguridad física y mental a quienes forman parte de la organización. Eso significa que aumenta la confianza de los empleados, quienes valoran los esfuerzos de la empresa por implementar mejoras.
  • Mejores trabajadores: al influir directamente en la mejora de las prácticas laborales diarias, permite crear una estructura de trabajo fuerte, asociada a una mejora de la gestión de riesgos y una organización más eficiente.
  • Cumplimiento legal: la introducción de la norma ISO 45001 permite, en muchos casos, cumplir con la normativa local o la regulación vigente, así que desaparecen los riesgos por posibles sanciones.
  • Más clientes: una producción más eficiente, permite a la empresa cumplir con otros objetivos y demandas. Esto abre las puertas a nuevas posibilidades y negocios. Por otro lado, algunos contratos sólo son accesibles para aquellas empresas que cumplen con requisitos como el de la certificación 45001.

¿Quieres certificar tu empresa? Contacta con nosotros y pide tu propuesta personalizada

También podemos ayudarte con…